Español para extranjeros

Alternativas a las exposiciones orales en clases de nivel inicial

Fotos de famosas

wimg.esCeleb albums, Fotos de famosas Paginas web http://wseo.es

41597c401b629922b1f527637d9085de¡Hola a tod@s!

Hoy os dejamos una reflexión sobre uno de los ejercicios típicos que solemos llevar a clase de ELE para desarrollar las destrezas orales: la exposición oral. Seguro que alguno de vosotros os habéis tenido que enfrentar con el hecho de que algunos estudiantes, sobre todo en los niveles iniciales, copien directamente de Internet o traten de traducir con herramientas poco adecuadas los discursos de sus exposiciones orales. La tradición educativa nos ha llevado a pensar que una buena exposición oral debe tratar sobre algún tema cultural en los que los estudiantes tienen que utilizar recursos estáticos y un guión del cual no se pueden desmarcar. Creo que, a todos los que trabajamos con alumnos que provienen de Asia, nos cuesta mucho hacerles entender que esta clase de ejercicios sirven para desarrollar sus estrategias comunicativas en la clase de español, en lugar de para realizar extensas búsquedas bibliográficas que contienen un nivel de español demasiado elevado para ellos.

Por estas razones que os acabo de explicar, este semestre he tratado de cambiar esa dinámica, sustituyendo esas temidas exposiciones por ejercicios que fomentaran más el trabajo colaborativo, el contenido lingüístico que hemos trabajado en cada una de las clases y la contextualización de muestras de lengua comprensibles y útiles para el objetivo real de cualquier clase de ELE: la mejora de la competencia comunicativa de nuestros estudiantes. Mi intención fue plantearles una serie de situaciones con elementos reales de su día a día para que realizaran en vídeo simulaciones orales en forma de presentación.

Esta experiencia didáctica la he realizado con dos clases diferentes. La primera de ellas es SP171 y equivale a un nivel A1 del MCER. Uno de los puntos lingüísticos a trabajar fue la morfología de los verbos de gustos y preferencias y el vocabulario de la ciudad. En lugar de plantearles una exposición cualquiera sobre una ciudad tipo, les pedí que cogieran la cámara y salieran a la calle para contarme cuáles eran los lugares que más les gustan de la ciudad donde está el campus de la universidad o de la misma capital, Bangkok. También les pedí que incluyeran unos subtítulos en español para comprobar el grado de mejora de su expresión escrita. Estoy bastante contento con los resultados. Los estudiantes se motivaron mucho, puesto que se liberaron de la presión excesiva a la que se ven sometidos con las exposiciones orales más tradicionales. Además, a nivel lingüístico los resultados fueron más que buenos, teniendo en cuenta de que trato con alumnos que no estudian en inmersión. Aquí os dejo algunos ejemplos. Vosotros me diréis lo que os parecen.

 

En la otra clase de lengua inicial que tenía este semestre también he trabajado con esta experiencia didáctica. La clase se llama SP201 y equivale a un A2 completo del MCER. La situación con la que me encontré era muy similar. El departamento me pedía que los estudiantes realizaran una exposición oral como parte del curso. Al darme cuenta de que su competencia lingüística no llegaba todavía al nivel suficiente para preparar un discurso muy elaborado sobre un tema de cierta complejidad les presenté otra situación diferente para que salieran a la calle con su cámara de vídeo. Dado que algunos de los puntos gramaticales más importantes del curso fueron los tiempos de pasado y las conversaciones telefónicas, les dije que realizaran un pequeño cortometraje incluyendo esos dos conceptos lingüísticos, a la par que otros donde andaban flojos durante el curso. También debían incluir en sus vídeos unos subtítulos en español para que comprobara hasta qué punto habían mejorado en su expresión escrita. El resultado de este ejercicio fue muy similar al de la clase de SP171. Me encontré con alumnos muy motivados y con una liberación muy importante de la presión ejercida por la palabra “examen” o “exposición oral”. Comprobad vosotros mismos si les salió bien el ejercicio o no. Aquí van algunos ejemplos.

¿Qué os han parecido? Desde este blog os animamos a tratar de sacar a la luz toda la creatividad de vuestros estudiantes de nivel inicial. Os aseguro que se sienten muy motivados cuando ven que pueden llegar a usar el español en situaciones lo más reales posibles. Además, este tipo de ejercicios no son vistos como una amenaza, tal y como ocurre con las tradicionales exposiciones orales. También, mediante estas actividades podemos trabajar la integración de destrezas como la comprensión y expresión oral y la expresión escrita y comprensión lectora. ¿Alguien da más? ¿Alguna vez habéis trabajado con este tipo de actividades? Contadnos vuestras impresiones.


http://de-letras.es

Gabriel Neila es un escritor y profesor español nacido en Gijón en 1983. Licenciado en filología inglesa y con un master en Lingüística Aplicada a la enseñanza del español, se confiesa un apasionado de la literatura. Es profesor de español para extranjeros en la universidad de Alcalá de Henares; desde 2015 se encuentra en la Universidad de Thammasat, en Bangkok como profesor de Español y de Literatura Española y Latinoamericana. Desde hace varios años participa en el taller de escritura creativa que dirige Clara Obligado. Ha escrito varios relatos, algunos de los cuales han aparecido en varias antologías. Así mismo ha publicado dos libros de relatos, y está trabajando en su próxima novela. BIBLIOGRAFÍA: “Los amores ausentes” (2015) “La vida en minúsculas” (2014)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *